Uno de los ejes del Plan municipal de desarrollo de Xalapa para el período 2018-2021 ha sido el ambiental. Al aproximarse el final de la administración de Hipólito Rodríguez, El Jarocho Cuántico, suplemento científico mensual de La Jornada Veracruzana, hace un balance de los logros en esta materia y visualiza los retos adelante. Entre los resultados considerados, se presentan los que realizó el proyecto CityAdapt.

 

La rápida urbanización y expansión no planificada de las ciudades, proceso del cual Xalapa no es la excepción, está reduciendo los ecosistemas urbanos y periurbanos que nos proporcionan una amplia gama de servicios ecosistémicos que contribuyen considerablemente al bienestar de las comunidades.

Estos problemas se verán exacerbados por los efectos del cambio climático, que incluyen un aumento de la frecuencia y la intensidad de inundaciones, sequías más severas y prolongadas y aumento de eventos extremos como frentes fríos y huracanes, entre otros.

El proyecto CityAdapt realizó el estudio de “Vulnerabilidad socioambiental ante el cambio climático en los municipios de Xalapa y Tlalnelhuayocan”, donde se identificaron las zonas sujetas a mayores peligros relacionados con eventos climáticos y analizó las condiciones socioeconómicas de los dos municipios, partiendo de la premisa de que a mayor fragilidad socioeconómica de los habitantes, mayor será su vulnerabilidad frente a estos eventos que pueden llegar a ser catastróficos.

Como contraparte, se evaluaron los ecosistemas presentes (zona urbana y periurbana) y los servicios ecosistémicos que aportan, ya que este es uno de los principales componentes que pueden apoyar en la adaptación ante los impactos del cambio climático en la ciudad. Los otros componentes que intervienen en la adaptación son la capacidad institucional y la organización comunitaria.

Mapa de Vulnerabilidad Socioambiental

El mapa muestra que el norte y occidente de la ciudad (colonias de más reciente crecimiento) son las zonas más vulnerables.

Los escenarios de cambio climático muestran cómo pueden variar los patrones de temperatura y precipitación, afectando numerosos procesos naturales y antrópicos, entre los que destaca la provisión de agua para la ciudad.

Mapa de rangos de cambio en la lluvia al año 2039

Para enfrentar esta vulnerabilidad, los gobiernos de la región deben de implementar soluciones rentables y de bajo riesgo, priorizando las soluciones basadas en naturaleza (SbN). En el caso de la ciudad de Xalapa, el gobierno municipal participó activamente en los talleres de discusión de los resultados del estudio con una interesante colaboración de los diferentes departamentos y direcciones del ayuntamiento, aportando información de sus proyectos y programas para un análisis colectivo.

En estas reuniones se acuerda apoyar la implementación de medidas de adaptación basada en Ecosistemas (AbE), las que representan un enfoque pertinente que consiste en proteger, mantener y rehabilitar ecosistemas prioritarios en las zonas urbanas para que actúen como amortiguadores contra los peligros relacionados con el cambio climático, al tiempo que generan numerosos beneficios sociales y ambientales.

Existen múltiples factores que influyen en la capacidad de adaptación ante los efectos del cambio climático de las comunidades urbanas de Xalapa. Entre ellas cabe mencionar: i) el nivel de pobreza y educación de las comunidades; ii) el tipo de condiciones de vivienda e infraestructura dentro de la ciudad; y iii) la salud de los ecosistemas urbanos y periurbanos. A pesar de las diferencias entre la ciudad y su entorno rural, se identifican barreras comunes que muchas veces impiden a las comunidades adoptar el enfoque AbE.

Debido a una falta de conocimiento sobre los efectos del cambio climático, se reconoce una voluntad limitada de los gobiernos a responder a este nuevo desafío. Se requiere una mayor conciencia y capacidad institucional sobre soluciones como la AbE y, por tanto, mayor capacidad técnica para integrar dichas medidas a los principales planes de desarrollo regionales y municipales, y poder implementarlas, incluyendo el monitoreo y evaluación de sus resultados a mediano y largo plazo.

Por lo anterior, el proyecto CityAdapt se propuso, con la colaboración del Ayuntamiento de Xalapa y de diversas Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), la implementación de actividades bajo tres componentes principales:

  1. incorporar la AbE en la planeación del desarrollo urbano a mediano y largo plazo, lo cual se logró a través de la integración de los peligros ante eventos climáticos en la actualización del plan de desarrollo urbano del municipio de Xalapa como elemento a considerar en la aptitud para el crecimiento urbano;
  2. implementar intervenciones urbanas de AbE para reducir la vulnerabilidad de las comunidades locales que a continuación se describen; y
  3. adquirir conocimientos y generar conciencia sobre la AbE urbana en toda la región.

El proyecto CityAdapt promueve mantener importantes bienes y servicios de biodiversidad y ecosistemas a través de la reforestación y rehabilitación de humedales y áreas ribereñas, como son la revegetación riparia del arroyo Papas-Carneros y la restauración ecológica y agroforestal del Cerro del Estropajo en Tlalnelhuayocan. También se promueve la gestión colectiva de los sistemas hídricos locales a través de la instalación de sistemas de captación de agua de lluvia (SCALL) en escuelas y edificios públicos, acción que que ha sido adoptada y promovida por el gobierno local a nivel doméstico.

Además de la importancia que representa la instalación de los SCALL como mecanismo para prevenir el estrés hídrico y dotar de agua a comunidades que no contaban con este servicio, su implementación ha demostrado que, cuando existe la voluntad política del ayuntamiento, la capacidad de convocatoria de las OSC (en este caso Sendas A.C.) y la academia (UV), y el interés del sector privado para financiar el crecimiento de la experiencia, las intervenciones piloto se pueden escalar e incluso monitorear para demostrar su efectividad a largo plazo, incluyendo su impacto en la disminución de inundaciones en momentos pico de tormenta.

Las intervenciones urbanas AbE bien diseñadas, implementadas y supervisadas contribuyen a la generación de alternativas a medios de vida, como la agricultura urbana y periurbana, en este caso la instalación y capacitación a familias en el cultivo de hongos comestibles, y agricultura climáticamente inteligente Estas acciones aportan también mejoras de salud de los ciudadanos, a través de la conservación de los ecosistemas urbanos y de sus servicios ecosistémicos, que entre otras cosas pueden mejorar la calidad del aire y reducir el efecto “isla de calor”, y la calidad del agua como es el caso de la implementación de un humedal artificial para el tratamiento de las aguas residuales en un centro de educación superior, el Instituto Tecnológico Superior de Xalapa.

Otras medidas también apoyan a la reducción de inundaciones a través de la instalación de jardines infiltrantes, que además de poner más agua disponible para los árboles urbanos, contribuye a la reducción de encharcamientos y al secuestro de carbono, reduciendo los efectos del cambio climático global en la ciudad.

El proyecto CityAdapt desarrolla un esfuerzo importante en la difusión del conocimiento, que incluyó un curso de capacitación a funcionarios públicos municipales en el uso de sistemas de información geográfica (SIG) para mantener vivo y actualizado el análisis de vulnerabilidad. También la difusión de mensajes y videos en redes sociales relacionados con las actividades que se desarrollan, entre las que destacan materiales enfocados en la niñez elaborados con la Universidad Veracruzana mediante un kit de herramientas para educación básica relacionadas con el cambio climático y el enfoque AbE. Cabe mencionar que estos materiales han tenido gran acogida en la Secretaría de Educación del Estado de Veracruz (SEV) y actualmente están en proceso de prueba en varias escuelas primarias de la ciudad y de municipios vecinos.

Entre los beneficiarios directos del proyecto se encuentran escuelas, cooperativas de agricultores y comunidades urbanas identificadas como más vulnerables al cambio climático. Todo esto ha sido posible gracias al involucramiento de la sociedad civil, a los organismos no gubernamentales, a la academia y a la voluntad política del gobierno local, que han acompañado al proyecto en la reconexión Xalapa con la naturaleza.

 

Artículo de Sergio Angón Rodríguez e Isabel García Coll, publicado en El Jarocho Cuántico, el 30 de mayo 2021 – «Avances y retos en la política ambiental de Xalapa: una visión ciudadana». Artículo original disponible aquí.