¿Cómo articular respuestas integradas a las crisis sanitaria, económica y climática en América Latina y el Caribe?

 

Una vez que los Estados de América Latina y el Caribe hayan abordado la emergencia sanitaria, la región se enfrentará a un período de contracción económica. La necesidad de responder rápidamente para evitar una grave crisis económica puede ser un argumento de peso para hacer caso omiso de las consideraciones climáticas. Sin embargo, si éstas no se integran, la recuperación empujará a la región por un camino con efectos aún más dramáticos que los de la COVID-19.

Los planes de recuperación económica después de la enfermedad COVID-19 requerirán grandes cantidades de recursos, lo que aumentará la ya elevada deuda de la región. Con los efectos actuales y previstos del cambio climático – sequías, inundaciones, huracanes, pérdidas en la producción agrícola, pérdidas de energía y exposición a un aumento de las pandemias, entre otros- la capacidad de la mayoría de los países para responder a la crisis climática se verá gravemente disminuida.

En este contexto, nunca ha sido tan importante como ahora hacer que las estrategias de respuesta de la COVID-19 sean diferentes de los planes de recuperación económica que se han visto hasta ahora. La incorporación de soluciones sostenibles y “a prueba del clima” nunca ha sido más importante para mejorar la resiliencia de las sociedades, y de estar preparados de la mejor manera posible para el futuro. Los países deberían integrar la resiliencia al cambio climático en sus planes de recuperación post-COVID-19.

La expansión urbana sobre los ecosistemas ha aumentado la capacidad de propagación de virus dada la falta de control biológico sobre las especies patógenas además de las aglomeraciones de población y las limitaciones en el acceso a agua como elemento clave para asegurar la higiene de la población. La integración de Soluciones basadas en la Naturaleza (SbN) en los planes de ordenamiento urbanístico y del territorio tendrán efectos positivos en la prevención y gestión de crisis como la actual en el futuro además de fortalecer la resiliencia de las ciudades frente al cambio climático. La integración de este tipo de soluciones disminuyen las probabilidades de contagio de enfermedades, mejoran la higiene y salud de los ciudadanos, mejoran la calidad del aire  y contribuyen a la creación de puestos de trabajo.

A través de este documento, ONU Programa para el medio ambiente  propone respuestas para integrar las soluciones basadas en la naturaleza en las ciudades para abordar la recuperación en el escenario posCovid-19 generandocrecimiento económico sustancial y de empleos decentes. Se proponen acciones prioritarias como por ejemplo:

  • Mejorar la conectividad entre las ciudades y hábitats, como los senderos naturales; paisajismo urbano para el distanciamiento social;
  • Repoblación forestal en las ciudades para mejorar la calidad del aire y disminuir el efecto de isla de calor
  • Creación de humedales artificiales para el tratamiento de aguas y aguas residuales.
  • Pavimentos permeables para aumentar la infiltración y reducir las inundaciones y mejorar la recarga de acuíferos.
  • Mejora en los sistemas de captación de agua de lluvia para asegurar el acceso a agua
  • Restaurar los cauces naturales de agua en las ciudades para aumentar la biodiversidad y la capacidad de control de especies invasoras
  • Ampliar la recolección y el tratamiento de residuos orgánicos, incluida la distribución de kits de compostaje doméstico y capacitación.
  • Reforzar las redes de comercio de alimentos con los agricultores locales y capacitar a estos últimos en prácticas de agricultura resiliente
  • Restaurar ecosistemas en las zonas altas de las cuencas donde están ubicadas las ciudades para mejorar la regulación del flujo de agua

Los alcaldes de ciudades en Europa, Estados Unidos y África están ya colaborando para coordinar sus esfuerzos para apoyar una recuperación sostenible y baja en carbono de la crisis a medida que los gobiernos nacionales comienzan a implementar enormes paquetes de estímulo económico.

Descargar el artículo completo aquí.